STORYTELLING

 

Es capturar la mágia de los momentos cotidianos. Esos momentos que pasamos desapercibidos, que son únicos, reales y representan nuestro mundo tal como es.